miércoles, 27 de septiembre de 2017

El huracán en La Araucanía.





El huracán en La Araucanía.

Recién hemos visto los efectos de los huracanes Irma y María. Coincidentemente las policías activaron la Operación Huracán con la aprehensión de Héctor Llaitual y varios activistas, también detuvieron al líder de la Temocuicui.
Aparentemente, se produjo un gran alivio entre los distintos actores que tienen obligaciones, que no se cumplen, para resolver el gravísimo problema de soberanía que se vive en esa zona vital para nuestro país.
Muchos hemos sostenido que todas estas acciones, que se hacen cada cierto tiempo por los distintos gobiernos, no tienen efecto real  en los verdaderos problemas que generan y mantienen la violencia la zona.
A raíz de esta operación se confirma que las agencias de inteligencia tenían la información de las actividades sediciosas de los indigenistas cabe, entonces, preguntarse porque esa información no utilizada por los gobiernos, en cuanto tuvieron conocimiento de esto? No cumplieron con sus obligaciones.
Héctor Llaintul se paseaba por el país promoviendo la división territorial de Chile, promoviendo la autonomía del “Pueblo Nació” mapuche.  
Un huracán arrasa con todo y como es así, es lícito concluir que estas detenciones serían el comienzo del fin de la violencia, del terrorismo.
Me permito vaticinar  que no será así, visualizo una reactivación de los activistas, un refuerzo del terrorismo y pérdida de cosechas, camiones y de terror en los habitantes de Cautín, Malleco y los Lagos, la razón: las decisiones sobre autonomía territorial y política que se demandan no son producto de Llaitul, todo lo que ha ocurrido en al sur es producto de una muy bien estructurada organización en que la CAM o de Temucuicui no son más que cuerpos operativos; la metas los objetivos, las estrategias, suponen un centro de pensamiento y acción, muy lejano a las capacidades de los detenidos, podemos decir que son la tropa que recibe fondos, apoyo logístico, instrucciones de acción y, lo que es muy importante, respaldo internacional para lograr los objetivos políticos.
Muchos tenemos la esperanza de un cambio fundamental con el cambio de gobierno, creo que no será así.
Vi una entrevista en CNN hecha el inefable Alberto  Espina, con pachorra, hablando con poderoso tono y, casi casi, en nombre del candidato Sr. Piñera, por quien yo votaré.
Es decir, La Araucanía tendría su “Huracán Espina” .
En la entrevista hizo un bosquejo de “su” programa parar resolver este complicado asunto de nuestra política.
En resumen, un gran plan de inversiones que desarrollará la región, terminara con la pobreza, dará educación y fortaleza a los campesinos, provocará la  integración de las culturas en un país “multicultural” y, como consecuencia mágica, se terminarán las demandas de autonomía y de luchas en La Araucanía. Además insiste en un maltrato del Estado Chileno a los indígenas durante la República, le sugiero que lea los 123 textos legales promulgados entre 1818 y 1992, y los informes de los ministros al congreso de 1835 y 1849, este último  expuesto por don Antonio Varas
Es decir don Alberto no entiende, no estudia, es muy autorreferente con lo cual cualquier revisión de sus peregrinas soluciones no es posible.
Solicito a los lectores de estos artículo busquen la entrada “Espina rechaza” en que transcribe una polémica que sostuvimos, conteniendo las afirmaciones demostrativas de su ignorancia.
Se dice que, si el candidato Piñera es presidente este señor sería Ministro del Interior.
Si así fuese, tendremos al Huracán Espina en todo  Chile.

Jluio Bazán A.
 27 ee septiembre, 2017.
      

  


No hay comentarios:

Publicar un comentario